Un Gobierno de Datos obedece a la necesidad de gobernar la información, la que a su vez forma parte de la Estrategia y el Modelo de Negocios. El contexto en el cual opera el negocio es el que provee el marco de referencia para la gestión de la operación de la organización y que permitirá obtener los resultados esperados y definidos en su estrategia de negocios. Por lo tanto el Gobierno de la Información y los datos necesita ser definido e implementado como una forma de conocer y entender el negocio dentro de un contexto que muestre de la forma más amplia posible cómo puede ejecutarse la estrategia.

Como parte del diseño y la implementación de un proceso de Gobierno de Datos, se debe de evaluar el nivel de madurez que tiene la organización en el desarrollo de su estrategia de datos. Para efectuar la evaluación se llevan a cabo una serie de entrevistas con miembros de la Alta Dirección y se aplican cuestionarios para definir el nivel de madurez de los datos, utilizando la metodología propuesta por el CMMI, en donde se obtiene información relacionada con aspectos tales como: si el manejo de los datos se usan específicamente para la implementación de proyectos, si existe conciencia sobre la importancia de manejar los datos como un activo crítico de la infraestructura del negocio, si los datos se tratan a nivel organizacional cómo un elemento crítico para alcanzar de forma exitosa los objetivos estratégicos, si los datos se administran como una fuente para generar ventajas competitivas y si los datos se ven como un elemento crítico para sobrevivir en un mercado dinámico y altamente competitivo.

Ir a casos de éxito