Calidad de Datos

Las instituciones financieras, tales como los Bancos de Retail, los Bancos Corporativos, las Compañías de Seguros o los Bancos de Inversión, son las organizaciones que viven y sufren constantemente los efectos de la fragmentación de datos, administrando muchas veces sistemas tecnológicos dispersos y desintegrados.

 

Los problemas de calidad en los datos influyen en costos crecientes de reproceso para los entes financieros, y dificultan la implementación de nuevos sistemas de información debido a la mala calidad de los datos a migrar, generando desconfianza a la hora de tomar decisiones. Es por ello que los procesos de calidad de datos no se circunscriben solamente a la implementación de un proyecto, sino que a la definición de un proceso y una organización formal, que perdura en el tiempo para garantizar niveles óptimos de calidad en las fuentes de información de los bancos.

 

Los beneficios esperados de cualquier implementación de un proyecto de calidad de datos radican en una operación más eficiente de las instituciones financieras, brindándoles a los usuarios de negocios mecanismos para que participen y se empoderen de los procesos de calidad de los datos. Se brindan mecanismos de análisis y administración de datos que permiten ver, influenciar y reaccionar al impacto de la calidad de los datos en sus aplicaciones y procesos de negocio, así como herramientas automáticas para la corrección y depuración de las inconsistencias, por lo que se dejan los procesos de depuración manual para los casos por excepción. Los proyectos de calidad de datos son la base fundamental para la implementación de la Gobernabilidad, y permiten tener un mayor control de los activos de información de la Organización y sacar el mayor provecho en las inversiones realizadas en tecnologías de información.

 

Y con todo esto se logra una reducción significativa del riesgo, identificando, resolviendo y previniendo los problemas de calidad antes de que estos tengan un impacto en costo para la compañía, los clientes y la competitividad.